SEMANA XX

Miércoles xx: «¿Por qué miras a mal que yo sea bueno?»


Evangelio de San Mateo 19,30-20,16

• La tradición del pensamiento moral, Juan Damasceno, Tomás de Aquino, dice que la envidia es tristeza del bien ajeno. En alemán hay una palabra que lo dice al revés: schadenfreude, que significa: alegría del mal ajeno.

• Son dos formas de perversión del psiquismo: amargarse la vida por lo bueno que son o tienen los demás, regodearse de lo mal que les va y de su vida miserable. Ambas perversiones se arraigan y dañan a quien las experimenta. Son un vicio capital.

• Esta observación de la tradición moral y de la psicología corresponde a lo que dice escuetamente el patrón de la parábola: «¿Por qué miras a mal que yo sea bueno?»

• Esta parábola es como un indicador de prueba los sentimientos. El cuento es exagerado a propósito, con el fin de destacar una distribución inequitativa de la recompensa por el trabajo.

• No sirve de guía para establecer la equidad en la sociedad. Cualquier emprendedor la descalificaría como criterio de administración. Entre los trabajadores provocaría una revuelta, como de hecho sucede en el cuento.

• ¿Cuál es entonces la clave? Cada quien puede hacer su lectura. Aquí sugiero esta: las personas, su forma de ser, sus cualidades, sus logros, su bienestar, su felicidad es algo tan variado, tan distinto, tan disparejo, que si yo me la paso comparándome con otras personas no seré capaz de contentarme con quien soy yo y con lo que tengo.

• Una forma de liberarse de este narcisismo, lacerante por cierto, es reconocer, admirar, valorar, disfrutar a los demás tal como son con todo lo que tienen. Esa es la bendición de Dios, latente en las palabras del patrón: «¿Por qué miras a mal que yo sea bueno?»

• Lo cual no obsta, obviamente, para que, en el plano de la organización de la sociedad, se busque la forma de que haya equidad en las condiciones de vida y en los bienes. Ayuda mucho hacer esto sin el lastre del resentimiento por no ser lo que otros son, no tener lo que otros tienen.

Semana XX – Jueves (aquí)